sábado, 5 de diciembre de 2009

EL ECLIPSE FAMILIAR


Siendo la familia el eje fundamental del individuo, y esta en su rol de garante en la educación y socialización primaria para que este se convierta en un miembro estándar de la sociedad, pero este al crecer recibe ese desgarramiento post-traumático para luego compartir ese amor por los maestros que les van a guiar para que organicen cognoscitivamente esas ideas, hábito de estudio, de cooperación, respeto al prójimo y de autonomía personal, claro, la lucha de los maestros es para que esos valores que se traen y que muchas veces fueron desviados por la información de la televisión es sumamente cuesta arriba, pero el maestro a través de sus herramientas puede ayudar al individuo, resaltando tres virtudes que se deben motivar en el ser humano, que son: el coraje, la generosidad y la prudencia para poder sobrevivir entre las necesidades que no podemos obviar. En cuanto a la educación sexual, es aterrador ver como la mayoría de los jóvenes sucumben psicológicamente ante este impulso, trayendo como consecuencia la muerte prematura, sin haber disfrutado una vida deliciosa a ese placer. Tocando el tema de las drogas, difícil carga que al educador le toca sobrellevar, buscando la forma de que no idolatren su ilegalidad, ni legalidad mucho menos. Sobre la violencia, es necesario implementar un trabajo de amor para mitigarla y recompensarla racionalmente por el uso de nuestros impulsos no menos naturales de cooperación, concordia, ordenamiento pacífico que conlleva a protegernos a nosotros mismos y ser garantes de la no violencia que traiga como consecuencia un mundo de paz y armonía para con nuestro prójimo.








Agradecimiento: A nuestro apreciado Profesor Henry Rojas, facilitador de la materia de Pedagogía General, por el interés mostrado para que aprendamos sobre las herramientas pedagógicas necesarias no sólo para el ámbito profesional sino también a nivel personal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario